23 de Marzo: ¿Qué es la Hora del Planeta?

23 de Marzo: ¿Qué es la Hora del Planeta?

23 Marzo 2013
Novedosa, llamativa, desafiante, La Hora del Planeta partió como una iniciativa de una sola ciudad, hace ya seis años en Sidney, y en un corto periodo de tiempo ha escalado a niveles insospechados.
WWF Chile >
authenticated user Corresponsal Corresponsal Aliado

Por Susana Díaz, coordinadora de La Hora del Planeta

En su última versión, la Hora del Planeta, logró la participación de cerca de 7 mil ciudades en 152 países y territorios, sumando a 2 billones de personas el día del evento, junto al compromiso de 200 mil personas de cambiar hacia conductas más responsables con el planeta. Porque más allá del llamado a apagar las luces y aparatos eléctricos no esenciales por una hora, rápidamente esta iniciativa global logró sintonizar con la necesidad de comprometer acciones concretas y permanentes. Así, pasamos de una campaña de sensibilización pública y de invitación al simple gesto de apagar la luz para mostrar preocupación por el cambio climático, a la búsqueda de acciones reales y responsables con nuestro entorno.

Ejemplos de ello hay muchos, desde un liceo en la pequeña comuna de Máfil (Región de Los Río) que se comprometió a apagar los computadores de su sala de informática durante el horario de almuerzo, hasta la recolección de 120 mil firmas en Rusia solicitando al Gobierno la aprobación de una ley para proteger sus mares de la contaminación petrolera.

Este sábado 23 de marzo, cuando celebremos una nueva Hora del Planeta, esperamos contar con los compromisos de miles de chilenas y chilenos, ciudadanos, instituciones, organizaciones y empresas que estén dispuestos a darle un respiro a la Tierra y asumir conductas amigables con el medio ambiente durante todos los días del año. Porque la suma de todos los cambios individuales puede marcar una gran diferencia.

Paralelamente, también tendremos la vista puesta en buscar transformaciones a mayor escala, cambios que puedan marcar un antes y un después para algunos de los ecosistemas más frágiles de nuestro país.

Sin duda se trata de un trabajo a largo plazo, pero la fuerza y el entusiasmo que enciende cada año La Hora del Planeta nos dará el empujón necesario para cumplir metas más ambiciosas. Porque apagar la luz es simplemente el primer paso y necesitamos del compromiso y el apoyo de muchos para comenzar con el cambio real.