Columna de Marco Enríquez Ominami: El endeudamiento y la Ley DICOM