Opinión: Chile, No se admiten perros ni personas con discapacidad

El cartel "No se admiten perros ni Discapacitados" que el dueño de un local de expendio de bebidas alcohólicas publicó al interior de su propio negocio, causa revuelo en Arica y hace trabajar a la Fiscalía y Ministerio Público regional.

Imagen de Fundación Nacional Discapacitados
1,666 Lecturas
27 de Diciembre, 2013 12:12

CARTA AL DIRECTOR, por: Alejandro Hernández es Presidente y Director Ejecutivo - Fundación Nacional de Discapacitados. Consultor en Discapacidad www.fnd.cl

Hace unos días se contactó con Fundación Nacional de Discapacitados, la periodista Paloma Miranda Herrera del diario La Tercera. Me realizó una entrevista telefónica con el fin de conocer la postura de la institución respecto al texto que exhibía un cartel en Arica: “No se admiten perros ni personas con discapacidad”. Respondí extensamente a sus preguntas a través de una visión amplia, la cual comprometió publicar. La entrevista con mis declaraciones fue censurada por el periódico, que, en su lugar publicó una nota desvinculada del pluralismo, libertad de expresión y ética.  

El cartel "No se admiten perros ni Discapacitados" que el dueño de un local de expendio de bebidas alcohólicas publicó al interior de su propio negocio, causa revuelo en Arica y hace trabajar a la Fiscalía y Ministerio Público regional. Sin embargo, seamos francos, está absolutamente en línea con la postura discriminatoria del Estado Chileno y sus organismos públicos hacia quienes somos las personas con discapacidad y sus familias.

Es fiel reflejo de la terca e impresentable determinación de no garantizar derechos fundamentales consagrados a nivel internacional. Salud y rehabilitación, transporte, trabajo (acceso en igualdad de oportunidadesaprocesos de selección de personal en organismos públicos) seguridad social, entre otros. Esta es la panorámica que La Tercera se empeña en ocultar, siendo cómplice encubridor de esta realidad que los gobiernos heredan, mantienen y dejan luego como herencia.

Porque digo esto?. El viernes 19 de diciembre se contactó con Fundación Nacional de Discapacitados, la periodista Paloma Miranda Herrera del diario LA TERCERA, con el fin de conocer la postura de la institución respecto al “cartel de Arica”. Respondí personalmente a su llamado por medio de una extensa y detallada entrevista telefónica, la cual comprometió a publicar el sábado 21 de diciembre. La nota fue publicada en la página 32, pero La Tercera censuró la entrevista con mis declaraciones y en cambio publicó las políticamente correctas palabras del gobierno de turno, pero que evidencian desconexión con la realidad.

Porque luché por un país democrático; porque recorro el país y gran parte de América Latina realizando educación y conciencia en discapacidad, desde épocas de dictadura militar; porque el derecho a la libertad de expresión debiera haber vuelto en 1990 con la democracia; porque claramente en algunos periódicos longevos y algunos canales de televisión aun “la alegría no llega”; por la valoración de mi tiempo, que la periodista de La Tercera creyó suyo, intentaré reproducir lo más textual posiblela entrevista otorgada al diario oficialista y censurador.

Periodista: Don Alejandro, en calidad de Presidente y Director Ejecutivo de la FND cuál es su postura respecto a esta noticia.?. Respuesta: En primer lugar quisiera señalar que dicho cartel refleja claramente el trato que el Estado chileno le brinda a las personas con discapacidad y a sus familias, por lo que habría que aplicar la Ley de la Discapacidad y Ley Antidiscriminación (o Ley Zamudio) al propio Estado chileno, a los Presidentes de la República, los Ministros y a quienes dirigen los organismos públicos, por excluyentes y discriminadores.

Esta visión la respaldan cifras que hablan de un país que avala la exclusión y profundiza la discriminación. Por ejemplo en el área de la Salud, el 95% de las personas con discapacidad en Chile no accede a servicios de salud y rehabilitación. En Trabajo, el 90% de las personas en edad de trabajar se encuentra cesante. Los departamentos de recursos humanos de algunos organismos públicos, especialmente los que trabajan en el ámbito de la “justicia” saben que discriminan en los procesos de selección de personal y no hacen nada por capacitarse ni reparar en la segregación que ejercen día a día.

Si observamos el trato diferenciador negativo y excluyente que la Empresa Metro S.A. ejerce solapadamente y con el consentimiento del mismo Estado,al impedir el acceso en más de 30 estaciones de las líneas 1 y 2 que no cuentan con implementaciones ni ajustes que permitan el uso del servicio a más de 750 mil personas con discapacidad que viven en Santiago y que necesitan urgente trasladarse, notaremos que hay carteles implícitos de “No se admiten personas con discapacidad” pegados por todos lados.

Periodista: Es decir,usted dice que es propio de nuestra idiosincrasia discriminar a las personas con discapacidad?. Respuesta: La cifras delatan esta triste realidad y nuestros países vecinos se sorprenden, creen que es una broma. He sido testigo presencial de como los procesos de selección a cargos que están disponibles en los organismos públicos, resultan del todo discriminatorios para los postulantes profesionales que presentan algún tipo o grado de discapacidad.

Los equipos de reclutamiento no saben cómo abordar una entrevista con una persona en silla de ruedas, sorda o ciega. Menos incorporarlos a un trabajo digno con un trato digno, lo cual en la práctica y en forma muy elegante, impide que dichos profesionales y técnicos, puedan incorporarse a la administración pública para realizar diversas labores de acuerdo a sus competencias.

Si los gobernantes, ministros y directores de organismos públicos, no tienen la conciencia y si la tienen no la aplican, como pueden exigir o sancionar la falta de respeto hacia las personas con discapacidad en un ciudadano común?. Como la Fiscalía o Senadis Regional (cuya sede en Santiago en 2013 estuvo en toma por ineficiente), exigir al dueño del local de Arica, que enmiende la situación?. Con que moral? Si quien escribió el cartel no tiene conciencia, es porque al Estado de Chile no le interesa promoverla.

Periodista: Esas son sus declaraciones?. Respuesta: Por supuesto, esa es la realidad país vinculada a la problemática de la discapacidad. Periodista: Muy amable Alejandro, incorporaremos su experiencia y valiosa visión en la nota de mañana.

El día sábado tuve la íntima ilusión de que la periodista no mentía y que La Tercera despertaría de la larga siesta del silencio en materia de discapacidad. Sin embargo al hojear el periódico impreso, me di cuenta que la nota aparecía efectivamente en la página 32, pero con mis declaraciones censuradas, lo cual refleja un periodismo que difunde información parcial y abiertamente discriminatoria, ahora hacia las instituciones de la sociedad civil de y para personas con discapacidad, que trabajamos hace ya más de tres décadas. Lo que el diario La Tercera hace, es mil veces más discriminatorio que el cartel de Arica. Es una falta de respeto y traspasa los límites de la ética periodística.

Claramente el Cartel “No se admiten perros ni personas con discapacidad”también refleja la actitud de algunos medios de comunicación en Chile. La nota publicada el sábado en LA TERCERA no es nada de pluralista ni veraz, por cuanto no refleja la realidad. LA TERCERA debiera poner fuera de sus oficinas un cartel que diga, “NO SE ADMITEN OPINIONES DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD, DE SUS FAMILIAS, NI DE LAS ONGS QUE LUCHAN POR SUS DERECHOS”.

Quiero agradecer las palabras de solidaridad que he recibido de las propias personas con discapacidad y de sus familias en Chile. De periodistas y abogados nacionales y extranjeros, de activistas de personas con discapacidad de Brasil y Argentina, que me preguntan si lo que les relato es una broma. Cuando les respondo que es  verdad, me señalan que la actitud de algunos medios como el que protagoniza esta historia, es un absurdo y confirma que estos están con el poder y no con los derechos.

La esperanza para quienes trabajamos por un mundo más consciente e integrado para todos, está en el nacimiento y renacimiento de medios de comunicación independientes y democráticos, liderados por gente joven, que no tiene el desafío de sacudirse ninguna tendencia política. Para mi es siempre un placer responder a todo tipo de entrevistas de medios nacionales y extranjeros y esta anécdota, no representa en ningún caso una tendencia en mi experiencia como activista y presidente de una ONG. La experiencia que relato en esta columna, solo es un punto negro que pretende servir de constancia para seguir en un camino de integración de voluntades y también eliminar progresivamente de los periódicos más longevos del país toda censura solapada.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso introduce las palabras que aparecen a continuación.