¿Cuál es la relación entre la Insuficiencia Cardiaca y la Muerte Súbita?

Según estimaciones iniciales, en Chile podrían haber 500 mil personas con Insuficiencia Cardíaca y un alto porcentaje de ellos puede fallecer por muerte súbita. El problema es que este tipo de muerte se da en las primeras fases de la enfermedad, cuando generalmente no está diagnosticada.

Imagen de Especial Mi Voz
303 Lecturas
13 de Abril, 2018 18:04
Imagen: www.flickr.com/photos/anieto2k

Según estimaciones iniciales, en Chile podrían haber 500 mil personas con Insuficiencia Cardíaca y un alto porcentaje de ellos puede fallecer por muerte súbita. El problema es que este tipo de muerte se da en las primeras fases de la enfermedad, cuando generalmente no está diagnosticada.

La muerte súbita tiene múltiples causas, pero una de las más importantes es la insuficiencia cardíaca. Se entiende por insuficiencia cardíaca cuando el corazón es incapaz de bombear la suficiente cantidad de sangre para atender de manera eficiente las necesidades del organismo. Por su parte, la muerte súbita se produce cuando de un momento a otro, el corazón deja de funcionar.

Ante este panorama, se da la paradoja que no son los que tienen la enfermedad más avanzada los que más sufren una muerte súbita, sino todo lo contrario. La mayoría de estos fallecimientos se dan en quienes tienen insuficiencia cardiaca en su etapa más temprana, la que no siempre está diagnosticada. Según muchos especialistas, éste es un gran problema, porque existe una alta probabilidad de que una insuficencia cardiaca en sus primeras etapas, pase completamente desapercibida y que esto se revierta sólo cuando entra en una etapa más avanzada. Lo peor de todo esto es que según algunas mediciones -como las de la Fundación británica Arrythmia Alliance- cerca de la mitad de los enfermos de insuficiencia cardíaca, tendrán una muerte súbita.

La buena noticia es que el porcentaje de muertes súbitas ha ido disminuyendo en los países desarrollados, producto de mejores fármacos y nuevos dispositivos. En el caso de los fármacos, estudios recientes muestran que han colaborado en cerca de un 25% en la reducción de muertes súbitas en países europeos. No obstante, son los dispositivos implantables los que han logrado un más alto rendimiento en esta tarea: tanto en el caso de los desfibriladores (DAI) como en los resincronizadores cardíacos (TRC) el impacto en la reducción de muertes súbitas llega a un 70%.

Sin embargo, en nuestro sistema público de salud, sólo están garantizados los marcapasos, pero no la terapia de resincronización cardíaca (TRC). Cuestión grave y preocupante, considerando que estimaciones (no existen aún estudios concluyentes) señalan que podría haber cerca de 500 mil chilenos con insuficiencia cardíaca.

En Chile, las cifras de hipertensión, diabetes y consumo de alcohol son altas, todas posibles factores de riesgo para desarrollar esta enfermedad. Si a eso se suman síntomas como mayor cansancio, disnea o hinchazón en las extremidades, hay razones para pensar en un riesgo. Sin ánimo de alarma, no sería mala idea hacerse un examen.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso introduce las palabras que aparecen a continuación.