#101Soluciones: Estas tablas te enseñan mucho más que las de multiplicar

Los proyectos de tablas en Chile están cambiando la vida de muchos jóvenes que viven en riesgo social y con pocas expectativas de su propia vida. Cuando conocen el mar y las olas, la motivación los lleva a lograr grandes cosas.

Imagen de Corresponsal Red Mi Voz
696 Lecturas
19 de Mayo, 2014 15:05
FOTO: Captura Pantalla Youtube

Artículo originalmente publicado en El Definido

¿Crees que el surf o bodyboard consisten en nada más que estar esperando una buena ola? Más allá de toda la riqueza que tienen estos deportes en sí mismos y que muchos ignoran, les mostraremos algo que los impresionará más. 

Conozcan estos proyectos que le están cambiando el rumbo a muchos niños en riesgo social en diferentes rincones de Chile y devolviéndoles su motivación y sentido, porque conectar a una persona con una tabla y el mar puede literalmente cambiar su destino.

¿Quieres saber cómo? A continuación los grandes ejemplos

Valpo Surf Project

Unos surfistas vinieron a Chile a probar sus olas, pero al conocer la falta de oportunidades de educación fuera del colegio para los niños, como talleres o cursos entretenidos, decidieron hacer algo más. Jon Steuber, estadounidense y cofundador de esta gran iniciativa nos contó que también les llamó la atención que el surf fuera algo de elites en el país.
"Quisimos abrir el deporte y más que eso lo tomamos como un vehículo para trabajar con chiquillos en riesgo social o de escasos recursos", cuenta. Así nació en Chile Valpo Surf Project, una iniciativa en nuestro afamado puerto, para educar a los niños y jóvenes por medio de este deporte acuático. El proyecto trabaja con jóvenes del Cerro Mariposas, el Cerro Toro y el SENAME en Playa Ancha. También es una organización que existe, bajo el mismo nombre, en Estados Unidos.

La idea es utilizar la práctica deportiva del surf, las experiencias educativas y el intercambio intercultural como herramientas para fomentar el desarrollo del inglés, el ámbito valórico personal y la conciencia medioambiental entre la juventud de escasos recursos de Valparaíso. "En el deporte del surf se puede aplicar ese movimiento de aprendizaje de caerse pararse, caerse pararse… se necesita perseverancia y determinación", comenta Jon.

Pocos de los jóvenes porteños tenían oportunidades de interactuar y vincularse con el mar, por eso estos surfistas norteamericanos consideraron el deporte como una excelente manera de lograr que se relacionaran con el ambiente natural y sobre todo engancharlos para juntarse y hacer de ese encuentro una instancia de aprendizaje en muchos otros sentidos.

Una vez que los niños terminan su jornada escolar, pueden asistir a los talleres, que tienen diferentes áreas:

  • Surf: Se centra en el desarrollo del carácter personal e incorpora nociones sobre técnica deportiva, generación de olas y lectura de condiciones meteorológicas.

  • Medioambiente: Educan los valores de protección y cuidado del territorio costero de la Región, con actividades para crear un medioambiente costero más sano y limpio. Se usa el ambientalismo y la acción colectiva para impulsar también la participación de la comunidad en cualquier otro tipo de temas. 

  • Inglés: Son personalizadas y están incorporadas a las sesiones de surf. Nadie aprende este deporte sin primero pasar por las clases de inglés, que se realizan en sesiones aparate y también durante el aprendizaje en el mar. 
  • Valpo Surf Project apuesta por fomentar la disciplina, el trabajo en equipo, la autoestima,  el cumplimiento de metas personales, el respeto, la confianza, la responsabilidad y la camaradería en los jóvenes. 

    "Hemos visto un impacto en un montón de nuestros chiquillos, más que nada en el aspecto de querer cambiar su trayectoria de la vida, están mucho más enfocados en lograr las cosas. Chiquillos que nunca habíamos pensado que iban a ir a la universidad, lo han hecho. También hemos visto cómo interactúan con el medioambiente, para desarrollar la conciencia del cuidado de su entorno y de su barrio", comenta Steuber. 

    Hay motivación, surgen metas que cumplir, los jóvenes vuelven a disfrutar de su vida. Algunos de ellos estudian para entrar a la Universidad y otros han desarrollado tanto el vínculo con el mar que han entrado a la Armada.

    Les dejamos en este video el testimonio de Pedro:

    Antofagasta Body Board

    Otro tipo de tabla, pero el mismo amor por el mar, es lo que ha motivado a niños entre 10 y 18 años en Antofagasta a aprender que la vida es mucho mejor que lo que ellos conocen, ya que provienen de lugares con alto riesgo social.

    El proyecto nace desde una experiencia de esfuerzo, transformación y éxito. Arturo Soto vivía en una población de la ciudad, en extrema vulnerabilidad social y a los 14 se fue a vivir solo. Descubrió de pronto una ola y con solo eso, comenzó a cambiar todo.

    En vez de irse a las esquinas a aprender otras cosas que no le ayudarían en nada, partía a la playa. "Surfié cuatro años solo, hice una conexión muy importante con el mar y decidí que iba a vivir de lo que me gustaba, del mar (…) Me trataban como loco cuando me veían", recuerda Arturo. "Fue increíble, a mi me educó el mar. No tenía papá ni mamá en ese rato… todos mis problemas se los llevaba el mar, hablaba con él, estaba solo y vi que se podía vivir de lo que te gusta".

    Hoy Arturo no sólo vive de eso, sino que ha volcado su trabajo para ayudar a estos niños que son iguales que él, con Antofagasta Bodyboard, una escuela de bodyboard que los transforma en líderes sociales.  

    "De lugares de drogas y prostitución, los pescamos, los llevamos a la playa y le mostramos un ambiente totalmente diferente (…) Lo que hacemos es mostrarle ese mundo más bonito que todos conocemos, pero ellos no", afirma Arturo.

    A través de la propia experiencia, les enseñan los valores de la calidad de vida, que no todo es dinero, cómo aprender a disfrutar las cosas, a aprovechar la cultura de los barrios donde ellos viven, que también es valiosa.

    Y eso no es todo, desde el año 2012 se está realizando un gran campeonato mundial una vez al año, impulsado por la organización, donde participan destacados deportistas internacionales. Es elAntofagasta Bodyboard Festival, que forma parte del circuito de la International Bodyboard Association (IBA) y se realiza en la Playa Llacolén.


    Antofagasta Bodyboard tiene 5 ámbitos de trabajo:
    1. Deportivo: Promueven el bodyboard como un nuevo recurso, ya que que pocos lo conocen.

    2. Social: “Aprovechamos la motivación de los niños y le enseñamos liderazgo y emprendimiento social (…) Nosotros somos los que haremos los cambios en esta ciudad, ellos mismos lo pueden hacer, porque ellos saben donde hacer los cambios", destaca Arturo. 

    3. Ecológico: Convierten lugares que son focos de basura en espacios deportivos y educan a la población en las riquezas de las costas antofagastinas. 

    4. Cultural: El Antofagasta Bodyboard Festival es más que deporte, ya que como festival ofrece otros atractivos como una feria ecológica, galería de arte, música en vivo, parapentes, skaters, grafiteros, etc. 

    5. Turístico: Crearon una Empresa B de turismo, donde muestran otra cara de Antofagasta. No desde la minería sino desde sus costas, lo más valioso que tienen. "Soy hijo de pescadores, conozco toda la costa de mi ciudad. Acá hay una belleza increíble, un recurso enorme que no se quiere ver porque la minería no lo deja ver"

    Lo que ha logrado Arturo en este proyecto ha tenido muchos frutos en diferentes aspectos. En el caso de los niños es impresionante, dos de ellos estudiaron en la universidad (piscología e ingeniería) y hoy forman parte del equipo y están ayudando a niños como ellos a salir adelante, pues su propia historia confirma el impacto que puede tener una tabla.

    "Yo no fui a la ‘U’, viví en una población vulnerable, vengo de familia disfuncional (…) Pero uno puede hacer de todo en la vida y a los niños no les enseñan eso. Yo tengo una escuela con otro tipo de educación, emprendimiento, les enseñamos a que persigan sus sueños: soñar y creer en ellos mismos", explica Arturo, quien fue seleccionado el 2012 por la Revista Sábado de El Mercurio, como uno de los 100 jóvenes líderes de Chile

    Surf contra el bullying

    El surf también se ha utilizado para combatir el bullying. Este es un caso puntual, donde el Club de Surf “Olas para Todos”  invitó a 16 alumnos del colegio municipal Antártica Chilena de Vitacura, para que salieran de su contexto habitual y fueran surfistas por un día. El objetivo fue eliminar los roces habituales entre los alumnos y malas prácticas, en un espacio donde "agresores" y "agredidos" pudieran compartir de igual a igual, dejando de lado sus diferencias.  

    Más allá de las olas

    Las características del surf y el bodyboard también se encuentran en la mayoría de los deportes y en un sinnúmero de otras actividades: el contacto con la naturaleza, la perseverancia, disciplina y camaradería, entres otras.

    Más allá de sorprendernos con el impacto positivo de estos dos deportes en ámbitos tan variados como el inglés o el emprendimiento, nos debería llamar la atención que no esté lleno de estas iniciativas o que no sea una práctica habitual en nuestras instituciones educativas. 


    Versión para impresiónEnviar a un amigo

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

    Comentarios en Facebook

    Agregar Comentario

    El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

    Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

    CAPTCHA
    Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso introduce las palabras que aparecen a continuación.