Chile y América Latina: Se nos escaparon las revoluciones

Los países están convulsionados y sus habitantes se han tomado las calles para reclamar por todo lo que no les agrada y esto recién está comenzando, así es que hay que prepararse anímicamente para soportar los nuevos embates de la naturaleza que pueden producirse en el momento menos pensado.

Imagen de Hugo Pérez White
701 Lecturas
31 de Mayo, 2011 08:05

Parece que de la noche a la mañana se destaparon todos nuestros órganos sensoriales, se conectaron todas las neuronas que estaban adormecidas o se encontraban obstruidas por el colesterol y empezaron a girar en el ambiente como discos voladores y como cada individuo tiene sus propias revoluciones es muy difícil que se amalgamen en un todo único e irreductible.


Puede ser el paso de los años lo que me impide soportar tanto ruido ambiental y ello hace que algunas nubes pasen raudamente frente a nuestros ojos sin darnos cuenta de su existencia o bien los terremotos habidos en el mundo han hecho tanto daño al eje de la tierra que la descentró y se ha vuelto impredecible, porque cada minuto que pasa es como si pasara un tornado y arrasara con todo lo construido en miles de años y ya no se puede caminar tranquilo por las calles porque no sabemos si vamos a alcanzar a cruzar el umbral de nuestras casas sanos y salvos.


Los países están convulsionados y sus habitantes se han tomado las calles para reclamar por todo lo que no les agrada y esto recién está comenzando, así es que hay que prepararse anímicamente para soportar los nuevos embates de la naturaleza que pueden producirse en el momento menos pensado.


Las personas también han cambiado y lo podemos ver en nuestros parlamentarios que empezaron a pelear entre ellos despiadadamente y los hemos visto trasnochando en el congreso para estudiar todas las letras chicas de los proyectos en discusión para que  no les pasen “gatos por liebres”, como dice nuestra gente del pueblo.

 

Se ha pregonado en todos los tonos que el bono bodas de oro es un reconocimiento a los matrimonios que a la fecha de la promulgación de la ley y  hubiesen cumplido cincuenta años de matrimonio merecen un reconocimiento social y la autoridad así lo  ha entendido y si se está premiando el matrimonio, no deben hacer distinciones por aspectos económicos ni diferenciaciones sociales como le sucedió a una pareja amiga que con sus 57 años de casados  estaban ilusionados con este bono que nunca   esperaron, pero, llegó y lo paradojal es que no les corresponde recibirlo ahora sino hasta el año próximo cuando cumplan 58 años de casados y siempre que estén considerados como personas pertenecientes al quintil más bajo que determine la ficha social documento otorgado por las municipalidades  por lo cual  tienen que esperar hasta el año 2012 cuando cumplan su aniversario número 58 para iniciar la tramitación correspondiente y estar encuestados en la ficha social donde acredite pertenecer a los quintiles más vulnerables de la población, situación en la cual quedan automáticamente excluidos los profesores y muchos jubilados de la administración pública aunque sus jubilaciones estén rayando los límites de la pobreza o estén realmente en ella.

 

Entonces, cabe la pregunta razonable que muchos se hacen; si este bono pretende estimular el acto del matrimonio solamente de la gente pobre que nunca han salido de la ficha social o realmente se quiere resaltar el acto matrimonial como un valor espiritual sin discriminar bajo ningún aspecto y se les da a todos los que se lo merecen por el acto en si mismo o simplemente no se le entrega a nadie porque si se quiere favorecer a los sectores de escasos recursos hay otras vías más justas para satisfacer estas demandas sociales.

 

Y esta es la letra chica que tiene molestos a muchos parlamentarios y no dejan de tener razón y  aún así, pese a la desconfianza de los supuestamente beneficiarios de dicha ley, se encuentran con una realidad diferente que provoca frustraciones en las personas mayores que están viviendo sus últimos años de existencia.

Etiquetas

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso introduce las palabras que aparecen a continuación.