Alfredo Zolezzi: “Los pobres no tienen porque recibir la tecnología cuando ésta está obsoleta”

Un purificador de agua para personas con escasos recursos es el invento que se diseñó en el Advanced Innovation Center, Chile. Actualmente puede ser la solución para que el agua potable pueda llegar a muchas más personas en el mundo. 

Imagen de Julia Alsina
1,254 Lecturas
03 de Julio, 2012 19:07

La innovación tecnológica en Chile, parece, a veces, un oasis en medio del desierto. Uno de estos espacios es el Advanced Innovation Center (AIC), situado en Viña del Mar y comandado por Alfredo Zolezzi. Uno de los logros de este centro es el Plasma Water Sanitation System (PWSS), un sistema de purificación de agua que permite su producción a gran escala y a bajo costo. Una solución al problema del acceso a agua potable por parte de los que tienen menos recursos, no sólo en Chile sino que también en el resto del mundo.

¿En qué se basa el sistema de purificación de agua Plasma Water Sanitation System que inventaron ustedes?

El sistema consiste en la purificación del agua a base de plasma. Existen muchos sistemas que buscan filtrar el agua pero no realmente eliminar todos los patógenos. Estas bacterias, en muchas partes del mundo y también en Chile, son los causantes de gran parte de las enfermedades que se transmiten principalmente a la gente que viven en condiciones más vulnerables.

El PWSS transforma el agua contaminada en plasma. Mientras está en la condición de plasma, o sea, deja de ser un líquido, ocurren muchos fenómenos que eliminan todos los microorganismos que están presentes en el agua. Cuando el agua, después de ser plasma vuelve a ser líquido esta sanitizada y segura para ser consumida.

El purificador de agua ha sido reconocido a nivel mundial, ¿En qué se encuentra la masificación de este sistema?o todavía es para hacerlo a pequeña escala?

El impacto que ha generado es tan grande que se han gatillado una serie de oportunidades y posibilidades. En AIC lo que estamos haciendo es lanzar un desafío: Estamos buscando alguna corporación que realmente entienda que esta tecnología hay que llevarla primero a aquellas personas que más lo necesitan. Para sorpresa nuestra y también de muchos hemos recibido excelente respuesta de importantes corporaciones.

Zolezzi asegura que la voluntad es que el sistema pueda masificarse mundialmente, para lo que ya cuentan con el apoyo de algunas grandes corporaciones de las cuales no quiso dar el nombre.

¿De qué manera se puede financiar este tipo de proyectos?

No hemos logrado ningún apoyo para nosotros, para la AIC. Sin embargo, ahora que el sistema está funcionando y el impacto que genera es evidente se pueden desarrollar distintos modelos de negocio. Nosotros estamos desafiando a personas que consideren nuestro modelo. Un modelo que se refiere a que la tecnología tenemos que llevarla primero a la gente que más lo necesita. No somos filántropos, no estamos renunciando a tener una rentabilidad adecuada, pero eso no es lo que nos mueve. Los pobres no tienen porque recibir la tecnología cuando ésta está obsoleta.

¿Cómo surgió la idea de crear el Advanced Innovation Center en Chile?

Después de varias experiencias, el Gobierno norteamericano nos invitó a montar el centro allá. Pero nos dimos cuenta que el modelo que nosotros queríamos implementar era que la tecnología hablara por sí sola. Nuestra tecnología no acaba en el laboratorio, termina en una instalación que demuestra, sin lugar a dudas, el impacto que es capaz de generar, como hicimos con la instalación del plasma en un campamento en Chile. Hacer eso en EE.UU. era muy difícil.

Planteamos a los norteamericanos que nos dieran acceso y licencia a ciencias avanzada y que utilizaríamos a Chile como plataforma para desarrollar y demostrar esa tecnología.

¿A qué se refiere el concepto de Modelo de Objetivos Integrados?

El Modelo de Objetivos Integrados es un modelo que agrupa distintas máximas. La primera es que el conocimiento hoy en día es un commoditie. La segunda es que tecnología y pobreza conversan. Y, además, lo que habla por nosotros es el impacto que somos capaces de generar. Hemos demostrado con hechos concretos que se pueden hacer tecnologias de impacto global desde Chile y, que la innovación efectivamente permite cambiar la curva con la que se da la lucha contra la pobreza. Es una herramienta eficaz para generar un impacto de corto plazo más inmediato; los pobres no pueden esperar.

¿Hay voluntad por parte de los distintos gobiernos en Chile para apoyar e invertir en innovación?

Creo que están dadas las condiciones pero falta mucho. La innovación es una cosa que no puede nacer de una autoridad. La innovación nace de las personas aunque la generación de un sistema o de un ecosistema está dado. Chile está dando pasos importantes pero todavía es difícil hacer innovación en este país. Espero que estos pasos sean continuados y potenciados por el Gobierno que venga. Para Chile, no es una opción la innovación, es una obligación. En unos años vamos a encontrarnos con una masa de jóvenes profesionales que el mercado no va a poder absorber. El emprendimiento y la innovación son la llave para el desarrollo de nuestro país.

Chile tiene su mayor ingreso económico en la exportación de materias primas, ¿existe nicho para plantearse la exportación de productos con valor agregado, estoy pensando en el litio por ejemplo, o no se puede superar la barrera de la ventaja competitiva?

En Chile, cada vez más se está exportando más con valor agregado. Lo que pasa que todavía es muy incipiente y además no es muy conocido por la opinión pública. Hay empresas que han dado pasos agigantados en esa dirección. Si nosotros vamos a imitar lo que se hace en otros países seguramente vamos a encontrar las desventajas que tiene respecto lo que hace ese otro país. Si nosotros tenemos nuestro propio modelo de innovación eso no ocurriría.

¿Es un síndrome en toda América Latina?¿Faltan recursos o falta autoestima?

Creo que los recursos económicos son siempre escasos pero habiendo una buena idea, un buen proyecto, donde se pueda demostrar el impacto que genera, siempre van a aparecer recursos. El tema es más cultural. Tenemos que atrevernos. Tenemos que creernos el cuento y también es importante que se lo crean las autoridades. Los chilenos tenemos una dificultad para creer que podemos cambiar el mundo. Ojalá fuéramos un poco más argentinos en ese sentido, con esa autoestima desbordante.

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso introduce las palabras que aparecen a continuación.