Cuarteto de Nos en Chile: Música para sobrevivir al "Apocalipsis Zombi"

Un deleite de ingenio, de humor y también de catarsis.

Imagen de Cristian Mena
4,950 Lecturas
10 de Octubre, 2017 01:10
Foto: Carlos Ruiz / @elobservatodo

Frente al “Apocalipsis Zombi”, hay que salvar el disco ídem del Cuarteto de Nos para observar y sobrevivir al bestiario de la humanidad de nuestros tiempos. Y tuvimos la oportunidad de ver su presentación en vivo el sábado 7 recién pasado a Club Chocolate lleno, con una barra brava que cantó su repertorio de principio a fin. Después de todo, en la fila de una cuadra, los más fanáticos practicaban las letras desde las 8 PM.

No importó el retraso del avión en 4 horas, ni el show partiendo 65 minutos después de lo presupuestado, ni ciertas pifias técnicas tras una prueba de sonido express que realizaron a las 10:30 PM, hora original de la presentación. Los 30 años de oficio se notaron, se pusieron máscaras de animales para partir como “La Bestia” y sacaron todo el “Gaucho Power”.

Como lo grafica la lista de canciones, la noche fue la combinación virtuosa entre los hits de la trilogía hip-rock “Raro” / “Bipolar” / “Porfiado” y la nueva saga más coreable que comenzó con “Habla tu espejo” y continúa con “Apocalipsis Zombi”. De hecho, las nuevas canciones cumplen el objetivo de funcionar muy bien en vivo: Coros para que el público acompañe las estrofas pronunciadas por su vocalista y compositor Roberto Musso.

Caso aparte es la performance de Santiago Tavella, quien aprovechó los 3 temas que protagoniza para sacar tonos de ópera (“Enamorado tuyo”), pasos extravagantes de baile (“Pobre papá”) y actitud al espetar “En los atrasos de los vuelos me cago / Y me tomo un whisky en Santiago” (“Whisky en Uruguay”).

Mención honrosa para Santiago Marrero, tecladista que toma el micrófono para hacer dupla vocal en “Mírenme” y que dejó a todos locos con el divertimento de mezclar brevemente “La Pachanga” de Vilma Palma e Vampiros con “Take on me” de A-ha al momento de las presentaciones.

Por cierto, destacables en sus posiciones Álvaro “Alvin” Pintos, baterista de prácticamente toda la vida del grupo, quien salió del paso con estilo cada vez que hubo dificultades técnicas y a Gustavo “Topo” Antuña, eximio guitarrista que permite a Roberto moverse en escena "libre de celebrar", como dice el coro de "El rey y el as".

Fue un deleite de ingenio, de humor y también de catarsis cuando interpretaron temas como “El Hijo de Hernández”, “Buen día Benito”, “Roberto”, “Miguel gritar” y “Yendo a la casa de Damián”. Himnos, con banderas de Uruguay flameando en el público.

El Cuarteto de Nos es un bien escaso, bien lo sabemos en Chile donde “les cuesta tanto llegar”. Y siempre cumplen con su set más popular. Algún día tendremos un concierto de “Lados B”. ¿Se imaginan en vivo “Así soy yo”, “Breve descripción de mi persona”, “Sólo estoy sobreviviendo”, “Un problema menos” y/o “Mirada de Nylon”? Soñar no cuesta nada, pero pagaría por ello.

Larga vida al Cuarteto. Que vengan más Grammy’s y, tal vez, algún día venga un Cervantes. Si Bob Dylan recibió un Nobel de Literatura, ¿por qué no reconocer en el futuro la manera en que le han sacado punta al idioma de Nos? Salud.

[GALERÍA 1]
Fotos por Guillermo Adrianzen

[GALERÍA 2
Fotos por Carlos Ruiz

Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso introduce las palabras que aparecen a continuación.