Hacer un comentario

Ilusión viril: Un proyecto que sueña con hombres que se impliquen en la erradicación de la violencia contra la mujer

Conversamos con Pedro Uribe Roncallo, Psicólogo y fundador de Ilusión Viril, un proyecto altruista que busca generar entre lo hombres, un nuevo paradigma que comprenda que el género no es solo un tema de mujer, sino que también los invita a asumir un compromiso con la equidad e igualdad como ejes transformadores.

El concepto de Ilusión Viril

“Ilusión Viril fue un concepto que se me ocurrió leyendo el texto de un sociólogo francés que se llama Pierre Bourdieu, quien desarrolló toda una teoría en torno a la dominación masculina, y justamente proyecto de Ilusión Viril es una invitación a poder pensar la virilidad desde la mentira que es, porque en el fondo, la virilidad como concepto nos habla de un tránsito de niño a varón, que implica por ejemplo, la capacidad de embarazar a una mujer, la iniciación sexual, con fuerza física y que de alguna manera, es la imposición de una masculinidad tóxica o hegemónica. Finalmente hace que muchos varones sintamos que nunca demos la talla frente a esa exigencia, por eso lo nombré Ilusión Viril, porque me parece que es una especie de mentira de marketing que nos ha generado sufrimiento en algún grado y que lo sigue haciendo”.

- ¿Cuáles han sido los ejes estratégicos que Ilusión Viril ha trabajado para lograr que los hombres se interesen en la tarea de lograr la reivindicación de las mujeres en materia de género?

“Principalmente tenemos 2 aristas: la primera, es visibilizar a través de las redes sociales discursos alternativos sobre la masculinidad para que otros hombres encuentren caminos, maneras y acciones concretas para ser parte y contribuir a la erradicación de la violencia de género.

El segundo objetivo, tiene que ver con acciones ciudadanas, que apuntan a educar tanto a hombres como mujeres en estas temáticas que tienen que ver con el género, las masculinidades, y con la violencia de género. Siento que hay gente que ha ido sintonizando con el mensaje y entendiendo, además, de que las mujeres afortunadamente están cada día más fortalecidas, más empoderadas, más acompañadas, reivindicándose en la causa, pero claro, había un grupo de varones que estaban un poco perdidos e Ilusión Viril vino a ocupar ese espacio”.

- Se tiende a creer que el feminismo es exclusivo para las mujeres, pero en alguna ocasión comentaste que el hombre puede ser parte del activismo, pero sin un rol protagónico.

“Yo creo que el temor de las mujeres -y me parece razonable- es que los hombres les quitemos espacios o hablemos por ellas en temas que son relevantes, temas que les pasa y viven ellas, por ejemplo, la violencia de género, el acoso sexual, el acoso callejero. Es muy importante que sean ellas las que tengan la voz y nosotros como varones igualitarios, feministas o como cada uno quiera sentirse identificado, nos preocupemos de las acciones que hacemos día a día. Entonces de alguna manera yo sigo sintiendo y creyendo eso: que los hombres ocupamos un rol secundario en el sentido de que la mujer tiene que tener visibilidad, el valor y la atención que requiere para que el movimiento se siga instalando.

El otro día leí una entrevista muy interesante en un medio español, en que un hombre activista de España decía que 'los hombres somos secundarios en el feminismo, pero somos protagonistas en involucrar y convocar a otros varones en estas causas'. Es nuestro deber tratar de sensibilizar, conmover y confrontar a nuestros iguales para que dejen de ejercer y practicar la violencia, porque de alguna manera, todos los varones hemos sido socializados en un sistema totalmente patriarcal, inconsciente, machista u homofóbico, entonces es un trabajo de reaprendizaje y de ir hacia atrás para incorporar otras competencias y nuevas prácticas”.

- ¿Y qué han conversado en Ilusión Viril para que el proyecto pueda cambiar el discurso en torno a lo masculino, y que estos estén más orientados al equilibrio que hay que tener con las mujeres?

“Por una parte, es importante que el proyecto sea visible en redes sociales, porque estamos en una era digital que maneja un lenguaje sencillo y en el cual mucha gente tiene acceso. Es gratuito, democrático, y a partir de ciertos mensajes se vayan generando nuevas ideas y reflexiones que permita que la gente pueda ingresar al feminismo. De repente tenemos gente que habla de feminismo desde un punto de vista muy teórico, muy intelectual y eso a muchas personas las alejan del conocimiento, entonces creo que eso es muy importante, como estrategia, que el movimiento sea democrático, que se abierto y entendible, ojalá por todo el mundo.

Por otro lado la educación, porque la lectura no basta para introducirse en estas temáticas,  no es suficiente con leer 500 tomos de Rosa Luxemburgo, o de Simone de Beauvoir o de muchas autoras si los varones no somos conscientes con las cosas que nosotros hacemos, nuestros chistes, las bromas, con nuestra actitud en la calle, el espacio público, no somos conscientes de nuestras violencias que reproducimos, si no somos conscientes de que generamos daño, de que hacemos mal a las mujeres o a otros grupos. Si no tenemos esa sensibilidad y no desarrollamos esa empatía, es muy difícil que podamos modificarlas y podamos cambiarlas, así que parte importante de ese aprendizaje se hace a través de la educación”.

- Y también vivimos en un contexto social que cada día está siendo más violento, en particular con las mujeres

“Yo creo que hoy la sociedad civil se está organizado, porque algo está pasando a nivel mundial que el odio se hace cada vez más legítimo. La gente se siente capaz de agredir sobre todo aquellos que violentan a otros grupos más vulnerables, porque se saben impunes, porque saben que muchas de esas agresiones, a no ser que te maten o te violen, no van a aparecer en las noticias, entonces ahí nuevamente nos encontramos con un problema educativo cuando hablamos de violencia machista o y género.

El 80% piensa que violencia de género es matar, golpear o quemar a una mujer, y ocurre que no, porque la violencia de género se expresa de infinitas más maneras que el golpe: hay violencia psicológica, violencia sexual, económica, cuando la pareja no deja que la mujer trabaje, la violencia social, que limita a la mujer a vincularse con otras personas. Hay tipos de violencia tecnológica cuando te revisan el celular e invaden tu intimidad.

Lo que quiero decir es que el golpe es la última expresión de la violencia, entonces como la tenemos tan invisibilizada pasa todos los días frente a nosotros, y nos preocupamos solamente cuando matan a alguien, pero ocurre que hay que hacer un trabajo preventivo y en relación a eso, en Chile estamos en números rojos hace años”.

Redes sociales

www.facebook.com/ilusionviril

www.instagram.com/ilusionviril

Proyecciones en regiones

+ Puerto Montt: "Diversidad Sexual, género y derechos humanos" / Sábado 16 de febrero / Hotel Don Vicente / 08:30 hrs..

+ Concepción y Puerto Varas: Por confirmar. 

Seguro: 
Es seguro

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso introduce las palabras que aparecen a continuación.