Los apernados de siempre

Ya es un hecho que nuestra economía y la política de nuestro país van por rumbos bien paralelos.Por Patricio Escobar
Imagen de Patricio Escobar
536 Lecturas
04 de Noviembre, 2008 08:11
Ya es un hecho que nuestra economía y la política van por rumbos bien paralelos. El primero, es una realidad bien concreta y muy angustiante para la gente.
Hace un tiempo atrás, comenté que una de las peores crisis económica es la "estanflación". Esta situación es tremendamente distorsionante porque produce confusión en los mercados, y coloca a los gestores de políticas económicas en situaciones de mucha confusión, porque los vaivenes que se muestran desde el exterior, sobre todo de Europa, muestran un panorama de subidas y bajadas con mucha frecuencia. Esta inestabilidad financiera esta entrabando de alguna manera que las políticas sociales tengan las repercusiones positivas que se esperan.
En nuestra política casera llamada Concertación, las aguas aún no se estabilizan, después del gran tsunami que sufrió por parte de la Alianza en Alcaldías. Creo que el gran fracaso electoral de la concertación fue perder comunas importantes y, donde existían alcaldes concertacionistas.
Debe llamar a reflexionar al electorado, a los militantes, a los ciudadanos. Creo que la dignidad, la ética en nuestra política se ha ido perdiendo para ser remplazada por la arrogancia, el oportunismo, el aprovechamiento de sus cargos para su propio beneficio. Esto ha dado como resultado; que la Concertación debe reformarse desde arriba hacía abajo. Cada presidente de partido por dignidad, por ética política, debió asumir su responsabilidad y haber renunciado a sus cargos. Cómo lo demostró, Soledad Alvear.
Esta acción de apernarse en los altos cargos directivos está produciendo un gran daño al sistema democrático de nuestro país, y pésimo precedente para nuestra juventud.
La Concertación perdió por su propio egoísmo, por su arrogancia, por su altanería en no reconocer las inquietudes verdaderas de la gente y solo ver las propias. Cuántos alcaldes de izquierda fueron acusados de no recibir a las organizaciones comunitarias, a los sindicatos, a los profesores, a los pingüinos, etc.
La Concertación se acostumbró de introducir un sistema democrático disgregado, donde participan los familiares, los amigos y/o operadores políticos, donde estos últimos, son leales al dirigente que le dio la pega, pero no tienen ninguna relación en defender los verdaderos valores que cimentaron la orgánica política de la concertación.
Está grave distorsión de nuestros políticos de la concertación al no reconocer sus propios errores, y estos "gurús", me refiero a los presidentes de partido, dieron vuelta la página, y ahora están los mismos de antes, realizando una serie de métodos, fórmulas, para elegir al próximo candidato presidencial. En otras palabras, los mismos que fracasarón en la elección municipal. Son los mismos personajes que ahora tienen la facultad para imponer sus propios criterios en definir al candidato.
Creo que antes de nominar al nuevo candidato presidencial, se debe parar el auto, bajarse y mirar hacía el horizonte buscando una vía posible de alcanzar. Me refiero, que se deben analizar puertas adentro en cada partido de la Concertación cuales son las metas realizadas, y buscar los mejores elementos humanos, caras nuevas, incorporar a nuestra juventud en tareas de armonizar una nueva estrategia, una nueva concertación que entusiasme a los desencantados, motivar a inscribirse el los registros electorales a la juventud.
El siglo XXI que recién está comenzando tiene desafíos que enfrentar muy agudos y problematicos. Por empezar se debe "nacionalizar" el agua. Nacionalizar nuestra energía que depende de empresas españolas, donde la luz domiciliaria y el agua potable han registrado alzas que no tienen justificación. En otras palabras, la lucha contra la
desigualdad.
Hay que recordarle a los dirigentes de partidos de la Concertación que deben haber nuevos liderazgos, nuevos estilos para afrontar las grandes turbulencias económicas que se nos vienen encima, y además, aceptar que los desafíos que impone nuestra sociedad, son muy distintos a la de ayer.
La renovación, palabra tan usada últimamente, no sólo debe ser entre programas y proyectos, también es urgente, un cambio generacional, incorporar en la "alta política" a gente nueva con dinámica distintas y de una entrega más limpia y transparente.
Queremos dirigentes que asuman sus responsabilidades políticas y personales con coraje y valentía. La "nueva" concertación no puede evitar no pronunciarse sobre temas coyunturales, como la reforma educacional, que la educación vuelva al ministerio respectivo. Donde los parámetros y programas sean para todos por igual.
La misma situación en salud, donde muchos enfermos que están acogidos al sistema del "auge", tienen que ser acogidos en clínicas privadas porque el sistema público no tiene camas, y la plata del Estado por este paciente se va al sistema privado, previligiando con ello aún más la gran cantidad de clínicas privadas que se construyen en Chile, en perjuicio de nuestros propios hospitales. Este sistema tan desigual debe volver a ser administrado por el ministerio de salud, entregando con ello, lineamientos generales que van a mejorar la gestión y la atención de la gente a nivel general.
Nuestra economía depende de lo que pasa afuera, por este sistema globalizado que tanto a perjudicado a nuestra gente, los precios de nuestros alimentos suben en forma desproporcional.
Los créditos que anunció el gobierno para las pymes, los administran los bancos, haciendo muy difícil entregar créditos a los pequeños empresarios, por la rigidez que han tomado los bancos para otorgar créditos.
Pero lo más curioso para decir algo, es que la plata es del ESTADO y la administran los bancos. Estos créditos deberían ser otorgados por los organismos que más saben de esta situación, Corfo y Indap.
Es super necesario que el ejecutivo, y sobre todo el ministro de Hacienda comprendan esta realidad y aterricen donde están verdaderamente los graves problemas de nuestras pequeñas empresas y, realice el cambio para que sean estas identidades gubernamentales a las que les corresponda entregar en forma directa y sin mayores papeleos estos créditos.
Espero que los presidentes de los partidos de la Concertación, no olviden el gran fracaso municipal que consiguieron producto de la arrogancia de algunos y el oportunismo de otros. Soledad Alverar mostró el camino a seguir, y los demás?
Versión para impresiónEnviar a un amigo

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de los ciudadanos que los emiten (con nombre, sin pseudónimos). Cualquier opinión que contenga insultos, injurias y/o calumnias no pasará el filtro de moderación.

Un Comentario

Comentarios en Facebook

Agregar Comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Aqui podría estar su imagen. para registrarse, haga clic aquí.

CAPTCHA
Queremos saber si eres una persona y no un robot, por eso introduce las palabras que aparecen a continuación.