Halloween: Si no celebraste ayer no importa, lleva hoy el terror a tu casa

Halloween: Si no celebraste ayer no importa, lleva hoy el terror a tu casa

01 Noviembre 2008
Si fue imposible celebrar la noche de brujas, no te preocupes, te la llevamos a tu casa. Aquí te presentamos la "Trilogía del Terror" del italiano Darío Argento.Por Catalina Bruhn
Catalina Bruhn >
authenticated user Corresponsal
Las Brujas nos rodean y cubren con su manto de sacrificios y penumbras, gritando con cánticos desgarradores; que la muerte y el dolor poblen la tierra. Son remeras del infierno pero nobles sacerdotisas del puro mal que son capaces que dar su vida por su verdadero amante Lucifer.
Sin duda que el mayor expositor y mensajero de estas hechiceras en la tierra es el maestro del horror y terror italiano Dario Argento, creador de una de las más macabras trilogías del horror cubiertas con dolor, lagrimas y oscuridad, acompañadas siempre de una de las más deleitables bandas sonoras.
“Mater Suspiriorum”, o la madre de los suspiros, es la protagonista de la primera muestra de esta trilogía. “Suspiria” es una obra maestra que consagra a Dario Argento como uno de los mayores expositores del terror en los años 70, con una expulsión de filtros de colores casi alucinógenos que enceguecen por la belleza e hipnotizan haciéndonos entran en un mundo oscuro de ruidos, sonidos y sombras desconocidas.
Pero la maravilla de sonidos y música atmosférica que acompañan a esta bocanada de horror está de la mano del grupo de rock experimental de terror italiano Goblin, que al compás de la dirección de Argento logran crear esta experiencia que queda plasmando en nuestra retina y más aún en el inconsciente, logrando hacer de cada uno de nosotros un fanático del horror por siempre, como fue el caso de su fiel comunicadora presente.
La siguiente de las madres, “Mater Tenebrarum”, la madre de la oscuridad de la película “Infernó”, que sigue los pasos de cerca a Supiria, bajo los mismos cánones de dirección y creación visual, basándose en filtros brillantes y enceguecedoras. La cual ha sido su firma desde entonces.
Las más de mil formas de matar y masacrar al personaje que deba morir, creando una de las maravillas por la cual es proclamado Argento en todo el mundo, espeluznantes obras de artes mortales bajo una fotografía que encierra de tal forma los asesinatos, que son capaces de satisfacer al más exquisitos de los paladares cinéfilos del gore y porque no decirlo, de los no muy a gusto, con una splatter de sangre que sobrepasa la tv. Pero esto no sería un círculo perfecto si no fuera como lo decía anteriormente, bajo los compases de grandes músicos y compositores como lo es en este caso Keith Emerson, que hacen de Inferno una tranquilidad agonizante.
Después de muchos años la trilogía llega a su termino con la tan esperada Terza madre, La mater Lacrimae la madre de las lágrimas la más bella, sádica y diabólica de las tres, (Nihil quod vides vest, quod non vides verites) Aquello que se ve, no existe. Aquello que no se ve, es la verdad.
Bueno con un nuevo intento por parte de la menor de las tres madres de reinar y poblar la tierra de agonías y sufrimientos, se diría que es el intento por parte de Argento de llegar al nivel de lo que son sus obras anteriores, Suspiria e Inferno, con la ayuda del músico Claudio Simonetti antiguo tecladista magistral del grupo italiano Goblin, en el transcurso de la película, se notan ciertas citaciones que logran a ratos ser forzados recuerdos e imágenes de Suspiria, pero no logran más que ser eso, la historia no tiene el peso que logran las anteriores, pero hay que valorar algo, que si no llega a ser mejor o peor que sus muestra anteriores, es una visión más oscura y diferente.
La mente de alguien que se da el gusto de decir y mostrar durante años una visión, que lo ha consagrado como uno de los mejores del cine italiano de terror, y con esta última película se nota.
Nos muestra la verdad de la hechicería; esa que está frente a nosotros, nos rodea durante el diario vivir, la maldad pura que llegamos a ver en los noticieros o por parte de nuestro vecino, esa que se apodera de cualquiera y lo obliga a atentar contra otros en nombre de una entidad más diabólica que cualquiera, y de eso se apodera la terza madre y lo plasma en la pantalla.
También hay que decir algo que quizás con ninguno de mis directores de horror favoritos podría decir Argento se re-inventa con el pasar de los años para crear guiones espeluznantes y torcidos y sobre todo crear la mas de mil formas de matar a un cuerpo humano, y créanme ninguna se parece a la otra, una gama de colores y formas sacadas solo de una mente maestra.
Suspiria:
Titulo original:Suspiria
Titulo hispano: Alarido
Genero: TerrorPAIS:Italia
Duracion:98 Minutos
Año:1977
Director: Dario Argento
Guión: Dario Argento y Daria Nicolodi
Intérpretes: Flavio Bucci, Jessica Harper, Miguel Bose y Stefania Casini
Productor: Claudio Argento
Música: Dario Argento y Goblin
Fotografía: Luciano Tovoli
Montaje: Franco Fraticelli
Trailer: http://www.youtube.com/watch?v=_8zbV_fFkYs
Inferno:
Título original:Inferno
Género:Terror
País:Italia
Duración:107 Minutos
Año:1980
Director:Dario Argento
Guión:Dario Argento
Intérpretes: Daria Nicolodi, Eleonora Giorgi, Irene Miracle y Leigh McCloskey Productor: Claudio Argento
Música: Keith Emerson
Fotografía: Romano Albani
Trailer: http://www.youtube.com/watch?v=p_wOOMdW5o0&feature=related
La terza madre:
País:Italia / EUA
Año:2007.
Duración:98 minutos. Color.
Director: Dario Argento
Producción: Dario Argento y Claudio Argento, para Opera Film / Medusa Film / Myriad Pictures
Guión: Dario Argento, Jace Anderson y Adam Gierasch, sobre una historia de Dario Argento
Fotografía: Frederic Fasano
Música: Claudio Simonetti Diseño de producción: Francesca Bocca y Valentina Ferroni Dirección Artística: Gretel Fatibene Montaje: Walter Fasano
Interpretación: Asia Argento (Sarah Mandy), Christian Solimeno (Detective Marchi), Adam James (Michael Pierce), Moran Attias (Mater Lacrymarum), Valeria Cavalli (Marta Colussi), Philippe Leroy (Guglielmo De Witt), Daria Nicolodi (Elisa Mandy), Coralina Cataldi Tassoni (Giselle Mares).
Trailer: http://www.youtube.com/watch?v=bibv03yOhoY
Etiquetas:

Comentarios

Imagen de JP Sánchez

¿Para qué consumir

¿Para qué consumir terrores importados?

Telarañas, calabazas, dientes de vampiro y otros adornos propios de esta época en Nueva York, Irlanda o Escocia, se comienzan a ver en mi población, en mi comuna, en mi Chile.

Comienza la fiesta Halloween y yo comienzo, como todos los años a gritar y gritar, por cierto, sin que nadie me escuche ¿qué tenemos que ver nosotros con esa festividad?

Pero pedir eso, es como pedir que no lleven a los niños a McDonald's...

La historia del Halloween tiene más de 2.500 años, cuando el año Celta terminaba al final del verano, el preciso día 31 de octubre de nuestro calendario. El ganado era rejuntado de los prados en los establos. Ese último día, se suponía que los espíritus podían salir de los cementerios y apoderarse de los cuerpos de los vivos para resucitar. Para evitarlo, los poblados celtas ensuciaban las casas y las "decoraban" con huesos, calaveras y demás cosas desagradables de forma que los muertos pasaran de largo asustados, de ahí viene la tradición de decorar con motivos siniestros las casas en la actual víspera de todos los santos y también los disfraces.

Esta "fiesta" fue exportada a los Estados Unidos por los emigrantes irlandeses en el siglo XIX, más o menos por 1846. Pero claro, debido al imperialismo cultural de los Estados Unidos, en el resto del mundo, ejercido a través del marketing, de sus empresas multinacionales y de las películas de Hollywood, Halloween se ha popularizado también en otros países, pese a que mucha gente, en especial en países como el nuestro.

Cuando yo era 'cabro chico piantao' como dicen "Los Pulentos", recuerdo que en el mes de mayo salíamos a celebrar "La Santa Cruz", que era una celebración igual de simpática... Se juntaba un grupo de amigos, y salíamos por las casas a Guitarrear y cantar... Si no nos daban dulces, huevo e improperios para los dueños de casa... También puede que haya sido una celebración estúpida para algunos... Pero lo realmente importante eran las tertulias con un vinito, jugo pal' cabro chico, y las infaltables historias de terror que venían después de haber hecho las maldades... Cuentos, mitos y leyendas, no me dejaban dormir... Escuchar hablar de "La Llorona" que buscaba a sus hijos, era horripilante, o "El Viejo del Saco" que me llevaría a quizás donde si no me comía todo (ahora me explico mis kilos extras), "El Hombre Chancho", esa si que era una historia de miedo, imagínate ir por la calle, que en esos tiempos no tenían luminarias, y toparte con un tipo así de espeluznante...

Historias como estas abundan en nuestra cultura, es cosa de mirar los mitos y leyendas de Chiloé y te encuentras con "El Trauco", con "La Pincoya", con "La Fiura", con muchos personajes "de miedo", "de picardía criolla"...

Y ahí nuevamente hace mas fuerza mi reclamo... ¿Cómo no hemos sido capaces de transculturizar el Halloween?

Tenemos estos espantos que forman parte de la cultura nacional. Integran la identidad de Chile. ?Quienes están dedicados a las actividades del bicentenario podrían tomar mi inquietud?

Disfracémonos en base a nuestras leyendas, del Viejo del Saco, La Llorona (eso si, el disfraz del Trauco es mío), estos son personajes que estaba siglos antes de la llegada de los extranjeros...

Dejémosle tanta sangre a los gringos, y que nuestros niños salgan a hacer sus maldades como Pincoyas o como Hombres con Cabeza de Chancho... Y como los jóvenes hoy también disfrutan de esta fiesta, háganlo disfrazados de Traucos, con preservativos en los bolsillos, por favor, y de Lloronas, para que en la noche encuentren 'al niño'...

Feliz Jalohuin a todas y todos.

JP Sánchez